lunes, 9 de agosto de 2010

¿Quieres ser médico, hijo mío? - Del Dr. Jesús Custodio López a su hijo Jesús A. Custodio Marroquín


Fue una larga carta que me escribió mi padre, el Dr. Jesús Custodio López, Cirujano Torácico y Cardiovascular, de la cual solo publicaré el final que resume, con un consejo de Asclepio, la razón por la cual hoy estudio medicina y sigo sus pasos:

Piénsalo bien mientras estás a tiempo. Pero si indiferente a la fortuna, a los placeres, a la ingratitud, si sabiendo que te verás solo entre la fieras humanas, tienes un alma lo bastante estoica para satisfacerse con el deber cumplido sin ilusiones; si te juzgas pagado lo bastante con la dicha de una madre con una cara que sonríe porque ya no padece, con la paz de un moribundo a quien ocultas la llegada de la muerte; si ansías comprender al hombre, penetrar todo lo trágico de su destino, entonces hazte médico, hijo mío.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada