jueves, 30 de septiembre de 2010

Ahora sí, SIN ESTETOSCOPIOS

El estetoscopio, el símbolo por excelencia de la Medicina, un instrumento que salva vidas, el mejor amigo del médico, está desapareciendo de los hospitales de todo el mundo. Los especialistas utilizan cada vez más sus Iphones para monitorizar el ritmo cardiaco de sus pacientes.

Paradójicamente, este año fue nuestra Ceremonia de Imposición de Estetoscopios en la Universidad, tras  nuestro paso triunfante por Morfofisiología I y II durante el segundo año de carrera, llegamos al Tercer año, quizá el año más difícil del Pre-Grado antes de entrar a Clínicas, en el cual Fisiopatología y Semiología serían, y actualmente son, los obstáculo mas grandes a vencer. 

Mis compañeros sacaron a relucir sus nuevos estetoscopios de todas las marcas, tamaños y colores.Y aunque yo ya había ganado dos años seguidos un par de Estetoscopios en el concurso de conocimientos por el aniversario de la Escuela de Medicina, no tenían para mí un valor tan significativo.
Hasta que fue mi padre quien me entregó y él mismo me impuso ,en aquella ceremonia, el Estetoscopio que él había usado cuando realizaba su residencia en Cirugía Torácica y Cardiovascular. Tenía toda una reliquia alrededor de mi cuello  y que hoy se ha convertido en mi brazo derecho y mejor aliado en mis pasantías hospitalarias en este larga formación como médico.


“El iPhone se perfila para reemplazar al estetoscopio. Una aplicación gratis para el iPhone monitoriza el latido cardiaco y ayuda a médicos a salvar vidas en áreas remotas”.
¿A poco no suena sensacional?
Ése es el titular de la noticia recién publicada en TheGuardian y en la BBC. Se refiere a la aplicación IStethoscope

Más de tres millones de médicos se han descargado, por sólo 0,59 libras esterlinas, este programa informático, inventado por Peter Bentley, un investigador del University College London, que convierte el iPhone de Apple en un estetoscopio.

La semana pasada, Bentley sacó una versión gratuita del programa, que está siendo descargado a un ritmo de más de 500 usuarios al día. Los expertos afirman que esta aplicación informática, un avance de capital importancia en la tecnología médica, ha salvado vidas y ha permitido a médicos que trabajan en lugares apartados tener acceso a los conocimientos prácticos de especialistas.


Y como mi curiosidad por probar esta aplicación eres muy grande, me aventuré a descargarlo e instalarlo en mi Iphone.

Me llevé una grata sorpresa. Funciona mejor de lo que imaginaba. Los ruidos cardíacos pueden llegar a ser claros si no hay ruido en el cuarto y si se utilizan audífonos.
Definitivamente se escucha mejor con mi Estetoscopio, pero no está nada mal. Aquí hay una pequeña muestra sin modificar de mi latido cardíaco.
Con la aplicación gratuita se pueden grabar los últimos 8 segundos. Se puede enviar por correo electrónico el archivo de audio. E incluso se puede generar un rudimentario fonograma.


¿Reemplazará mi iPhone a mi estetoscopio? Por supuesto que NO. Bueno, todavía no. Pero a medida que se va mejorando la tecnología podemos imaginar las aplicaciones que esto tendrá. Se podrían enviar archivos de audio con el paciente en consulta a un subespecialista para una rápida opinión. Se podría usar como recurso académico, archivando los sonidos y haciendo una audioteca. Hasta se podrían enseñar al paciente a usarlo, por ejemplo, si se quiere monitorizar una arritmia en casa. "Cuando se sienta mal, póngase su iPhone en el pecho y envíeme el latido.."

No hay comentarios:

Publicar un comentario