jueves, 16 de diciembre de 2010

Dolor Torácico Cardiogénico

Angina de pecho:
Dolor localizado inicialmente en la mitad superior de la región retroesternal o con menor frecuencia en la región mamaria izquierda, espigastrio o ambos codos y muñecas.
Compromete un área y no un punto.
Se propaga hacia ambos lados de la cara anterior del tórax, alcanzando incluso los hombros, el cuello, el maxilar inferior y ocasionalmente hacia el abdomen.

La propagación hacia el brazo izquierdo, generalmente en la región cubital, es la más frecuente, incluso el enfermo puedo experimentar dolor en dicha región sin dolor torácico.
La propagación hacia el brazo derecho o epigastrio es posible, pero infrecuente.

La intensidad del dolor es expresión de la magnitud de la insuficiencia coronaria y de la personalidad del paciente y, por ende, fluctúa en una extensa gama que de moderado a aflictivo.
Puede ser atenuado que el paciente lo refiere como una molestia imprecisa retroesternal. Cuanto más intensa es el dolor más ampliamente se propaga.

La duración del dolor de carácter anginoso es habitualmente breve, oscilando entre 3 y 10 minutos.

La calidad del dolor es referida como una sensación opresiva, de peso, plancha o garra en el tórax, y de lazo compresivo o impotencia funcional en los brazos.

Los factores precipitantes son habitualmente bien definidos, y ésta es sin duda la característica de mayor significación para la orientación diagnóstica hacia la angina de pecho.
Esfuerzos, emociones, comidas copiosas y enfriamientos son condiciones que provocan en forma inmediata el dolor anginoso. Estos factores pueden actuaren forma combinada o aislada y específica para determinados pacientes, reiterándose a través de los años.

El reposo y la sedación habitualmente suprimen o atenúan el dolor anginoso. Los nitratossublinguales lo hacen desaparecer de forma instantánea.

"Dolor retroesteranal, constrictivo, fugaz, provocado por esfuerzo, emoción o frío, que desaparece con nitrato sublingual, PENSAR EN ANGINA DE PECHO".
"En algunos enfermos con angina de pecho, el dolor es el ÚNICO ELEMENTO semiológico que permite formular el diagnóstico. Los procedimientos auxiliares, incluyendo el EKG pueden ser normales".

Sindrome Intermedio
Dolor de localización, propagación y calidad semejantes a los de la angina de pecho, de mayor duración (20 a 60 minutos), no siempre provocado por esfuerzos, emociones o frío y que no suele responder a los nitratos.

Infarto de Miocardio
Dolor de localización y propagación similares  a la angina de pecho. Habitualmente supera a la de las otras dos formas clínica de insuficiencia coronaria, aunque pueden existir infartos sin dolor (ancianos y diabéticos).

Se prolonga desde minutos a horas o días, y es de carácter constrictivo , opresivo, en garra o en plancha.

Suele comenzar con una sensación vaga de malestar que puede subsistir como tal o transformarse posteriormente en dolor que alcanza en forma progresiva su máxima intensidad.
El dolor, como expresión de infarto al miocardio, puede suceder a un esfuerzo, emoción o aparecer, como con frecuencia ocurre, en pleno reposo.

Los nitratos, los sedantes y la inmovilidad no atenúan el dolor.
Los opiáceos pueden calmarlo transitoriamente.

El dolor recurrente presentándose horas o días, después del episodio inicial suele indicar extensión de la lesión.

"Dolor retroesternal constrictivo de intensidad progresiva, aflictivo, que se prolonga horas o días. PENSAR EN INFARTO DE MIOCARDIO. CONFIRMARLO con los síntomas y signos asociados que integran el sindrome de insuficiencia coronaria por infarto de miocardio".

Pericarditis Aguda
Dolor localizado en al región retroesternal o alcanzando una región más amplia de la región precordial.
Suele quedar limitado al sitio de origen o propagarse al MSI, cuello y maxilar del mismo lado.
De intensidad variable, puede adquirir una magnitud tal que simulen infarto al miocardio.
Se prolonga horas o días sin solución de continuidad, con exacerbaciones transitorias.
De carácter punzante o gravativo, se acentúa con los movimientos del tronco, la inspiración profunda, la tos o la deglución.

Se alivia en determinadas posiciones (inclinando el tórax hacia adelante, en decúbito ventral) o deteniendo la respiración.

"Dolor retroesternal, continuo que se intensifica con la respiración, deglución y movimientos torácicos, y que alivia al sentarse e inclinar el tronco hacia adelante., PENSAR en dolor de origen pericárdico. CONFIRMARLO con los signos y síntomas asociados que integran los sindromes pericárdicos".

Aneurisma de Aorta Torácica (por compresión de estructuras vecinas)
El dolor es siempre una manifestación tardía del aneurisma aórtico torácico.
La localización del dolor depende de la ubicación del aneurisma y la estructura ósea o nerviosa comprometida. Es anterior cuando un aneurisma de la aorta ascendente erosiona el esternón o las costillas, y posterior, si el aneurisma del cayado o de la aorta descendente erosiona las vértebras o costillas. 
La intensidad del dolor se vincula con las estructuras vecinas afectadas, mayor en los nervios y menos en los huesos.
En algunos pacientes se manifiesta durante meses o años, y circunstancialmente se intensifica  o alivia en determinadas posiciones o decúbitos.

Aneurisma Disecante (por desgarro de la pared torácica)
Dolor inicialmente localizado en la región anterior o posterior del tórax, que se propaga en horas o días en forma descendente hacia el abdomen, miembros y/o región lumbar, con carácter terebrante.
Su intensidad es máxima desde el comienzo y se mantiene sin variaciones hasta la muerte del paciente.

"Dolor torácico muy intenso desde su comienzo, sostenido, que se propaga hacia la región lumbar y miembros, SOSPECHAR aneurisma disecante de aorta. CONFIRMARLO con los signos y síntomas asociados que integran el sindrome aórtico correspondiente".
FuenteCaíno H, Sánchez R. Semiología y Orientación Diagnóstica de las Enfermedades Cardiovasculares. Buenos Aires: Editorial Médica Panamericana; 1995.

No hay comentarios:

Publicar un comentario